Qué hacer cuando se cuelga el puto GNU/Linux

tuxcolgado

Fácil.

1. Primero comprobaré que no sea simplemente una aplicación que está apropiandose de tantos recursos que «congela» el sistema gráfico. En este caso me saldré a una consola presionando la combinación de teclas Ctrl+Alt+F1

2. Ya en la primera consola me logueo con mi nick y mi contraseña

3. Echo una ojeada a los procesos con el comando top (lo escribo y pulso intro), si algún proceso de los de arriba, el primero generalmente, está consumiendo todo el procesador o la RAM procedo a matar su proceso con el comando

killall nombredelproceso

por ejemplo killall firefox-bin (en caso de que fuera el navegador firefox el que se hubiese desbocado)

4. Volvemos a la sesión gráfica presionando la combinación de teclas Ctrl+Alt+F7

2. En caso de que no funcione lo anterior podemos intentar reiniciar el servidor gráfico con la combinación de teclas Ctrl+Alt+retroceso

6. Si este método tampoco funciona utilizaré «el arma definitiva», para ello con las teclas Alt+Imprimir pantalla presionadas al mismo tiempo iré pulsando alternativamente y esperando un intervalo de varios segundos las teclas correspondientes a las letras R E I S U B

La explicación de cada letra es:

  • R – pone el teclado en modo RAW.
  • E – termina todos los procesos.
  • I – mata todos los procesos.
  • S – sincroniza el disco duro.
  • U – desmonta todos los sistemas de ficheros.
  • B – reinicia el ordenador.

Y pista.

8 comentarios en “Qué hacer cuando se cuelga el puto GNU/Linux

  1. Es obvio que tienen que salir cosas parecidas hablando del mismo sistema una y otra vez. Esta entrada no estaba pensada y no está inspirada en ninguna, surgió esta mañana en una conversación mientras ayudaba a una persona a la que el otro día le había dejado de responder el ultraportátil.

    Que no le extrañe a nadie la convergencia, en cierto modo mejor, más probabilidad hay de que la gente encuentre la solución a sus problemas, en uno u otro sitio dicho de una u otra manera.

    Un saludo hatteras. Y hasta otra… 😉

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *